Drenaje linfático manual

Drenaje linfático manual

Es una técnica que favorece el funcionamiento del sistema linfático mediante una serie de maniobras dentro de una secuencia establecida. Los movimientos deben ser suaves, monótonos, lentos, armónicos y rítmicos y en la dirección correcta para realizar el bombeo y activación de la linfa. Sólo de esta forma se obtienen resultados óptimos. Hay varios métodos, pero en la consulta se aplica el método Vodder.

Es clave en el tratamiento de edemas linfáticos, tanto agudos como crónicos que no sean de origen infeccioso. Completa el tratamiento en todos los procesos quirúrgicos en los que haya habido una extirpación ganglionar, como es el caso de: mastectomizadas, prostatizados, edemas faciales o cervicales tras operaciones, rinitis, sinusitis, psoriasis (siempre y cuando no esté en periodo agudo) y en cualquier proceso que hay un aumento del líquido intersticial y no sea de origen cardiaco.

Contraindicación absoluta: Tromboflebitis, problemas cardíacos  infecciones (por ejemplo: toxoplasmosis, erisipela,…), reacciones alérgicas, varices dilatadas, embarazadas.

Contraindicación relativa: Hipotensión, problemas de tiroides, afecciones de la piel, asma bronquial, tumores malignos, trastornos del abdomen, síndrome de seno carotideo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra polí­tica de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies